Medias noches canarias…

Hace un par de domingos me dijo mi hijo… “Mamá, que hacemos hoy??” Tenía ganas de cocinar algo. Así que pensé en unos panecillos que tenía ganas de hacer hace tiempo. La receta la cogí de un libro de postres canarios. La única diferencia con unas medias noches normales es que llevan una infusión de anís en grano, o como la llamamos allí matalaúga. Otro día pongo la receta, nos quedaron así… creo que les faltó más tiempo para levar pero cocinar con un niño de 3 años… es de todo menos paciente. Así que tuve que meter una hornada antes de tiempo.

Los de delante son los que hizo mi hijo, es que luego se encargó de recoger el excedente de harina de la mesa y echársela por encima a los panecillos. Los de atrás son los que mejor quedaron, más blanditos.

Y este es el resultado final, se nota en la foto que todos no son iguales. Los de la derecha de la foto salieron más blanditos. La próxima vez a ver que tal salen.

Ese dia cenamos medias noches de jamón y queso, y la verdad, aunque la textura no era la de una media noche, de sabor estaban muy buenas.

Luego, las congelé, aún me quedan. Las saco y se descongelan en un plis, las pongo en la tostadora para calentarlas y como recién hechas.

Besos.

Eli.

Anuncios